~ Reflexiones entre líneas de tiempo ~



El 23 de Noviembre, cierro un importante ciclo vital e inicio una Nueva Vuelta al Sol, bajo la influencia de esta bella y esperanzadora Luna Nueva.


Me inunda una gran emoción de gratitud al observar todo lo que ha acontecido este año… Un año con muchos retos, aprendizajes, interrogantes, ruptura de estructuras internas y externas y… sobretodo, muchos muchos regalos.

Me siento orgullosa, pues me atreví a mirar a mi vida de frente, sin ya más falsas proyecciones y falsas ilusiones y… siento que superé las pruebas, las resistencias y las tentaciones. No digo que fuese fácil el camino, pero sí más de lo que podría haber sido ;)

Me ayuda pensar que el Universo no te da siempre lo que deseas, pero sí lo que necesitas para acercarte a tus verdaderos deseos.

Así que agradezco haber tenido el coraje de accionar saltando al vacío, soltando sin mirar atrás. Aiiii el gran arte de soltar… Pues si no te atreves a dejar ir… las circunstancias lo hacen por ti. Mejor volverse artista y disfrutar de las creaciones (si son conscientes, pues aún mejor).

Y sí, es desde la plenitud de ese vacío que generan los cierres cuando puedes sentir la libertad que te permite vibrar en confianza y gratitud por el porvenir.

Una de las grandes lecciones que he encarnado e integrado este año es que los mayores regalos son los que se esconden tras el velo de las aparentes limitaciones, pues es una cuestión de perspectiva alquimizarlas en ilimitadas oportunidades. Y en realidad, no importa tanto la forma que las situaciones cobren, mas la actitud con las que te enfrentas a ellas.

Y por supuesto que a veces se ha apoderado el miedo, la duda o el dolor, pues formaban parte del proceso de transformación; para seguir explorando mi verdad, que eventualmente revela la ilusión y muestra las profundidades de la verdad que hay más allá de las verdades enmascaradas.


Quiero expresar mi inmenso agradecimiento a todas las personas que se han cruzado en mi camino: a las que han aparecido, a las que se han despedido, a las que han regresado y a las que estaban y están. También a las que confían en mi acompañamiento, ya sea desde la terapia, el yoga, los cursos, aceites o cualquier forma de expresión a través de mi.


Un especial agradecimiento a mi padre y a mi madre, por su incondicional generosidad y entrega. Que me recuerdan, desde sus acciones y presencia, la importancia de tener arraigadas y fuertes raíces para poder seguir volando alto.

Además también es el aniversario de mi madre, que dedicó el día de su “renacimiento” a parirnos.


Y por supuesto un enorme agradecimiento a mis hijos, que me espejan mis luces y mis sombras y transforman mis limitaciones en capacidades que no podría haber imaginado. Además de abrir mi corazón a un amor divino en la tierra, sobretodo después de algún momento de desesperación en los que no te sirve respirar. ¿Te suena?


Y mi rezo para ti, que me estás leyendo, es que te abras a vivir en amor y confianza pues eres parte de la Nueva Humanidad y los regalos esperan a ser entregados para aquellos que se muestran receptivos.

Yo me abro y entrego a este nuevo ciclo apuntando la flecha del arco en esa dirección.

¿Te sumas?

Gracias.

Con amor,

Miriam

Y si deseas vibrar alto y manifestar milagros en tu vida… echa un vistazo al Nuevo Curso Online que facilitaré junto a Janosh. ¡Hoy descuento especial! Voucher: MIRACLESPANISH

Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por Tags
Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Vimeo Social Icon