~La ESENCIA de la EXISTENCIA~


La ESENCIA de la EXISTENCIA se encuentra en ese espacio entre dos puntos, en ese vacío que todo lo contiene y nada lo retiene.

Viaja entre tiempos y habita espacios, permitiéndonos recordar el eco cósmico, la conciencia infinita y la voz divina. Encarnar esa efímera chispa forma parte del eterno espiral que viaja y viajará haciéndonos partícipes de su infinita evolución, movimiento multidireccional en una cronología atemporal.

Soltad la creencia de la permanencia en la encarnada existencia y disfrutaréis de la esencia de la existencia.

El miedo os bloquea, os anula y os debilita, pues os volvéis esclavos de la ilusión que acaba creando la personificación del temido dolor, sufrimiento o preocupación. Si soltáis el miedo a la pérdida y el apego por carencia, lograréis gozar de la sencillez del acto presente.


Como humanos habitáis también un cuerpo emocional. No se trata de negarlo o apartarlo, sino de experimentarlo sabiendo que es una sensación pasajera que poco tiene de esencia, así que no lo volváis esencial.

Observaros a vosotros mismos como espíritus interpretando una obra de teatro, sabiendo que la función puede repetirse o bien tú puedes decidir cuando cambiar de rol o cuando no actuar más en esa obra teatral.


Las palabras nos distraen, pero la esencia de la existencia nos recuerda que cuando nos enfocamos en lo que amamos eternizamos ese presente con su calidez y bienestar. Mas cuando nos enfocamos en lo que no tenemos o en lo que tenemos y no queremos, estamos dejando pasar lo que realmente es esencial y creando lo que menos deseamos. Pensamiento, emoción, acción.


Recuerda, en ese espacio entre dos puntos estás tú; conectado al eco del universo, a la sabiduría infinita y al campo morfogenético que entre todos co-creamos. El mundo visible y el mundo invisible juntos en este juego de la no existencia, de la esencia.

La esencia permanece, la existencia es una ilusión.

¿Qué deseas que permanezca en la esencia de la existencia?


Cuando te encuentres en el momento presente, tanto si te sientes bien como si te incomoda… Respira el momento y recuerda: nada permanece, todo es una ilusión fruto de tu interpretación. En esta obra tú decides. Si te gusta lo que sientes, lo que vives… recuérdalo. Si te molesta, te duele… suéltalo. Responsabilízate y suéltalo.

La viva es un acto de fe. Confía o sufre. ¿Qué prefieres?

¿Elevas o condenas tu alma?

“Lucha por tus sueños, por tu bienestar y por el bienestar en los nuevos tiempos. Y permite que esa “lucha” se vuelva una motivación, una convicción en pacífica y amorosa acción.

El sufrimiento se convierte en sabiduría cuando se le pone amor y confianza.

El alma no pertenece a la materia, aunque se lleva la conciencia de tus actos y emociones a tus próximas encarnaciones en la materia.

Eleva tu alma, haz de tu rezo una celebración, llénate de ilusión y en el momento menos esperado tus rezos ya formarán parte de tu coherente existencia, el reflejo de tu conciencia.


Miriam ~ Magdalena

Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por Tags
Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Vimeo Social Icon